Usted está en: Inicio / Zonas Erógenas Femeninas

Zonas Erógenas Femeninas


Compartir


Contenido

Temas Relacionados

Haremos un recorrido de arriba hacia abajo por el cuerpo de la mujer, deteniéndonos en todos sus puntos más sensibles.

zonas erogenas femeninas




La piel de la mujer es su órgano sexual más grande.
Explora y descubre las zonas erógenas femeninas
de forma cariñosa y sensual


Su Cabello


Acuérdate que uno de los primeros pasos hacia un sexo grandioso es lograr relajar a tu pareja. Acariciar suavemente su cuero cabelludo la ayudará a relajarse.
Hacerlo lenta y delicadamente es una forma especial de demostrar cariño y ternura.
Haz que por tus dedos se deslice su cabello. Aunque no te lo imaginabas la cabellera femenina es una magnifica zona de placer femenino.

En un momento de mayor excitación, también puedes tomar su cabello de una forma más agresiva, pero siempre con cuidado de no lastimarla. A las mujeres en general les excita sentirse sometidas a los deseos de su pareja.


Consejos

• Juguetea suavemente con su pelo desde la base de su cuello. Levántalo y bésale la nuca, una de las zonas erógenas femeninas más sensitivas.
• Abrázala y acércala hacia ti y deja que sienta tu aliento. Puede ser un gesto sutil pero profundo.
• Si tu brazo está alrededor de sus hombros, puedes jugar con su cabello mientras caminan.

Volver arriba


Sus Ojos, Su Cara


Refuerza la conexión que tienes con ella besando delicadamente sus párpados e intercambiando miradas. Besa suavemente sus mejillas; recorre su rostro y llénalo de besos. Mezcla la pasión y la ternura, comenzando primero con besos suaves por estas zonas erógenas femeninas.
Una de las llaves para aumentar la sensualidad es la intensidad del contacto visual.
Utiliza el dorso de tu mano o un dedo para recorrer su rostro. Comienza por el mentón, las mejillas y luego baja hasta el cuello. Hazlo con sensualidad y pasión.

 

No olvides que ellas
recuerdan la forma en que tocas sus zonas erógenas

 

Consejos

• Usa la punta de tus dedos para recorrer sus labios. Ambos pueden cerrar sus ojos y hacerse lo mismo el uno al otro.
• Pídele que succione tu dedo cuando esté cerca de su boca. Una chica interesada te podrá indicar muchas cosas con este gesto. Utiliza esto como un preludio para utilizar tu lengua en otras partes, más adelante.
• Sean creativos e inventen juegos al besarse la cara. Pueden hacerlo con los ojos cerrados y besarse solo el borde de la boca. El que toque la nariz del otro, pierde.

Volver arriba


Sus Labios


Los labios son una de las zonas erógenas femeninas más importantes. Existen muchas y variadas formas de besar. A las mujeres les encanta el poder sensual de un beso, así que no escatimes en besar mucho a tu pareja. Un beso apasionado puede lograr que la temperatura ascienda rápidamente y los prepare para los siguientes pasos.
En relaciones a largo plazo, las personas suelen olvidar lo maravilloso que puede ser besar. Si besas a una mujer bien y de la forma en que ella quiere ser besada, habrás recorrido la mitad del camino para que caiga rendida en tus brazos. La Biblia del beso o el Art of Kissing es posiblemente el libro más completo que puedas encontrar para aprender todo sobre el maravilloso arte de besar.


Consejos

• Te recalcamos de nuevo la importancia de un buen aliento.
• Puedes succionar sus labios, ya sea el de arriba o el de abajo. Hazlo con suavidad primero.
• Puedes también mordisquearlos suavemente. Cada persona tiene gustos diferentes. Entérate de cuales son los de tu pareja y complácela con los besos que más le gusten.
• Recuerda variar. Puedes estar cambiando y besar también sus mejillas, su frente, su cuello. Mantenla a la expectativa por saber que seguirá luego.
Utiliza tus manos también al besar y acaricia su pelo, cara, orejas o espalda.

Volver arriba

Sus Oídos


Los oídos también son una de las zonas erógenas con más terminaciones nerviosas. Explóralos con tus dedos y con tu lengua. Puedes morder suavemente sus lóbulos. Acuérdate que a la mayoría de las mujeres no les agrada que les taladren sus oídos con la lengua, ni les agrada tampoco sentir un exceso de saliva. Puedes aprovechar también para susurrarle con suavidad cosas al oído, lo cual pondrá más sensible el resto de las zonas erógenas femeninas.


Consejos

• Respira suavemente. Ella querrá saber que estás ahí, pero no es excitante escuchar una respiración fuerte y pesada.
• No soples muy fuerte en su oído. Puede que consigas el efecto contrario a excitarla.
• Puedes lamer y luego soplar suavemente sobra la zona donde pasaste la lengua. También puedes intentar esto en otras zonas erógenas femeninas, como su cuello, sus pezones o la curva en su espalda.


Su Cuello y Hombros


El cuello es una de las zonas erógenas más sensibles de la mujer y un lugar ideal para excitarla. Ten cuidado en no sobre-estimular esta zona. Comienza con besos suaves por todo su cuello. No succiones demasiado su piel en esta parte, ya que puedes dejar un hickie (marca rojiza en el cuello). Puedes subir hasta sus oídos de nuevo y también tomar su cara o su cabello con tus manos.
La intensidad puede varias conforme suban los niveles de excitación de ambos.
No olvides besar sus hombros. Son una de las zonas erógenas femeninas muchas veces olvidada pero que brinda mucho estímulo a las mujeres.


Consejos

• La piel del cuello es muy sensible y delgada. No necesitas ejercer mucha presión sobre esta zona para obtener el efecto deseado.
• Los lados del cuello de una mujer desde la base hasta sus lóbulos, son una de las partes más sensitivas de su cuerpo, una de las zonas erógenas más exquisitas.
• Comienzo con la punta de los dedos, luego los labios y tu lengua y no olvides hacerlo en ambos lados de su cuello.
Levanta su cabello y bésale la parte de atrás de su cuello. Luego baja hasta sus hombros y continúa besándola. Este es un movimiento perfecto para cuando ande un vestido que deja al descubierta esta parte de su cuerpo.
• Nunca muerdas el lado de su cuello, ya que esta parte es demasiado delicada.
• Puedes morder delicadamente sus hombros. No le vayas a dejar ninguna marca visible.

Volver arriba


Sus Brazos y Manos


Los brazos y manos son grandes zonas erógenas, aunque poco exploradas. Puedes recorrer los brazos de tu chica y llenarlos de besos. La piel acá también es delicada, así que hazlo con cuidado y ternura.La zona más sensible del brazo de la mujer es justamente a la mitad, del lado contrario del codo. Estimula estas zonas erógenas femeninas con tu lengua. Puedes usar un poco más de presión aquí.
Puedes estimular también sus manos. Como un gesto de cariño, puedes besar sus palmas. Juega y succiona sus dedos suavemente. Esto puede ser algo muy erótico para ambos y puede servir como una invitación a juegos más atrevidos más adelante.


Consejos

• Recuerda que en zonas erógenas femeninas más sensibles, las caricias y los besos tiernos tienden a ser más excitantes que el presionarlas en forma más fuerte o ruda.
• Juega con tu lengua al succionar sus dedos.
• Las axilas son un área muy sensible. No todo el mundo se siente cómodo jugando en esta zona. Averígualo acariciándola suavemente con tus dedos y luego en forma paulatina y delicada, utilizando tu lengua.


Volver arriba


Sus Senos


Una de las zonas erógenas femeninas favoritas y más visitadas por los hombres, también es una de las zonas que más excita a las mujeres si se estimulan de forma correcta. Los gustos y las sensibilidades de los senos varían de mujer en mujer. Algunas les gustará que se las muerdan o aprieten con fuerza. Mientras que otras preferirán que las traten con delicadeza y suavidad.


Consejos

• Averigua sus preferencias preguntándole y observando sus reacciones.
• Estimula el pezón de forma indirecta primero, comenzando con las zonas a su alrededor. Así lograrás crear anticipación.
• Todos los senos tienen la misma cantidad de terminaciones nerviosas. Es por eso que lo senos más pequeños pueden ser a veces más sensitivos.
• Tómate tu tiempo al estimular estas dos zonas erógenas femeninas. Saborea cada momento.
• No olvides la zona debajo de sus senos. También responde muy bien al estímulo que le des. Los pliegues submamarios son de las zonas erógenas femeninas favoritas de ellas.
• Moja la punta de tu índice y recorre en forma circular sus pezones. También puedes apretarlos en forma delicada con tus dedos.

Volver arriba

Su ombligo


A muchas mujeres les encanta que les acaricien el ombligo, ya sea con los dedos, la lengua o con la nariz. A muchas otras sin embargo, no les agrada. Esta es otra de las zonas erógenas femeninas donde también tendrás que averiguar que es lo que a tu chica le gusta y que no.

Consejos

• Todos los puntos desde encima de su vello púbico hasta el punto entre sus senos, pueden ser masajeados en forma delicada y circular con tus dedos (sentido del reloj).
• Considera este punto como el repositorio perfecto para verter algo de champagne, vino u otras bebidas de tu preferencia y luego sorberlas con delicadeza.


Volver arriba


Su Espalda


De las zonas más provechosas. Aprovecha esta amplia zona para besar, mordisquear o masajear a tu pareja de distintas formas. Un buen masaje en la espalda puede lograr increíbles efectos de relajación, ideal para preparar física y mentalmente a tu pareja para un encuentro íntimo.
Recorre toda la espalda de tu pareja en busca de los lugares que más le exciten. Recuerda que cada mujer es diferente.
Aplica distintos tipos de presión, tanto con tus manos como con tus labios. Puedes intentar mordisquear suavemente algunas partes y estudiar el efecto que tienen en tu pareja.


Consejos

• La zona en donde se junta la espalda con las nalgas, conocida como la curva sacra, es una de las zonas erógenas que responde muy bien a la estimulación sensitiva. Aplica presión con toda tu mano para lograr una mayor excitación.
• Acaricia y recorre con tus dedos toda su espalda es algo que le puede brindar gran excitación.
• Si vas a dar un masaje, trata de utilizar algún aceite adecuado.
• Nunca manipules el centro de su espalda, es decir, la zona por donde pasa su espina dorsal. Puede ser peligroso y no brinda mayores sensaciones.
• Pasar de forma delicada de la espalda a sus nalgas, puede generar una sensación agradable de excitación y expectativa.
• Puedes ir indicando a tu pareja que harás y luego colocar tu lengua en esa parte. Esto la puede ayudar a excitarse y que se vaya generando lubricación.

Volver arriba

Sus Nalgas


Una de las partes más admiradas y aplaudidas por los hombres
. Sin embargo, algunas mujeres pueden sentirse incómodas al exponer sus nalgas y que sean el centro de atención. No olvides en recordarle a tu chica cuanto te gusta y excita esta parte de su cuerpo. Trata de que se sienta cómoda y admirada en todo momento.


Consejos

• Si tu chica está en sus cuatro, puedes recostar tu pecho en sus nalgas y a la vez masajear sus senos con tus manos.
• Si a ella le gustan los juegos anales, puedes comenzar por separar gentilmente sus nalgas, para crear estímulo y expectativa sobre lo que sigue.
• Acarícialas, bésalas, admíralas, agárralas y muérdelas en forma suave.
• La vista del derriere de tu chica puede ser muy excitante. Respira profundo para que no vayas a perder el control.

Volver arriba

Su Perineo

El perineo se encuentra entre el ano y la vagina, a pesar, de la riqueza de las sensaciones que puede producir no es de las zonas más frecuentemente exploradas.

Es un área muy sensitiva para muchas mujeres, inclusive se escucha decir que el perineo podría ser la zona más erógena en la mujer por su alto contenido de terminaciones nerviosas.

Sin embargo su estimulación no es disfrutada por todas las personas por igual, por lo que es mejor averiguar discretamente primero si a tu pareja le interesa.


Consejos

• El perineo femenino responde muy bien a la presión de los dedos o a las caricias circulares.
• Cierra los labios vaginales de tu chica y presiona vigorosamente con tu mano o bien, haz masajes sobre el mismo lugar. Provocaras una rápida excitación de tu chica ya que ese canal en donde tienes tu mano comprende una extensa red nerviosa.
• Utiliza además de tus manos, tu lengua para acariciar los labios vaginales de ella.
• Los labios menores de la vagina son más sensibles a las caricias que los labios mayores, en especial en parte interior junto en la hendidura de la vulva. Estimula esta zona ejerciendo presión sobre ambos labios.
• Realiza un masaje con firmeza y presión en el punto en que la vulva se hunde y empiezan los labios vaginales.
• Luego puedes poner un dedo a cada lado de los labios vaginales haciéndolos vibrar de lado a lado.

Volver arriba

Su Clítoris

El clítoris es el pequeño punto mágico
de la excitación femenina

Como es bien sabido por todos, la estimulación directa del clítoris es la forma mas fácil de dar placer a las chicas y llevarlas al orgasmo. Claro, que para ello, la pareja debe aprender a hacerlo con la suavidad y destreza requerida.

El clítoris es sumamente sensible y representa en el cuerpo de la mujer lo que el glande en el cuerpo masculino.

El clítoris, al ser una de las zonas erógenas con más terminaciones nerviosas, permite que las caricias sean fáciles de disfrutar pero también la convierte en un área fácil de lastimar.


Consejos

• Antes de estimular el clítoris, es preferible que ya hayas acariciado otras zonas en el cuerpo de ella.
• Las caricias en el clítoris siempre deben ser suaves y delicadas.
• Para acariciar el clítoris es preferible que los dedos estén lubricados y así, evitar una posible irritación. Si la lubricación vaginal aún no es suficiente, no dudes en usar gel lubricante de los que se venden en las farmacias, alguna crema o tu propia saliva.
• La lengua es una gran aliada para provocar descargas eróticas mientras se usa para estimular el clítoris. Mueve tu lengua sobre el clítoris, tocándolo solo con la punta, haciendo movimientos en todas direcciones.
• Tocar el clítoris con la punta del pene es sumamente placentera, la zona alrededor también se puede acariciar y excitar así, indirectamente al clítoris.
• Para encontrar sensaciones mas satisfactorias utiliza también toda la mano, así estimulas por completo el área completa del clítoris. Puedes realizar movimientos circulares apoyando la mano en el clítoris y presionándolo suavemente en forma circular.
• Los movimientos vibratorios son aplaudidos en el clítoris. Una buena técnica es colocar la mano en el pubis de modo que los dedos queden sobre el clítoris, entonces empiezas a producir la vibración.
• Otra forma de excitar el clítoris es con un vibrador mecánico (juguete sexual), solo que no lo colocaras directamente encima, sino arriba de él.

Sus Piernas


Las piernas de la mujer son objeto de admiración para los hombres y sin duda una parte del cuerpo femenino sumamente excitante.
Éstas, al ser acariciadas con sensualidad y ternura, se convierten en grandes aliadas para incentivar el placer sexual y potenciar las sensaciones pre-orgásmicas.

Al ser los muslos una zona tan cercana a los genitales hace que su estimulación aumente las ansias y el deseo hacia el sexo, además de hacer que el juego previo se convierta en algo realmente disfrutado y se construya el camino al orgasmo mediante un aire de sensaciones exquisitas.

Consejos

• Utilice aceites aromáticos y cremas para masajear con suavidad los muslos y la parte de atrás de las piernas de su pareja.
• Bese con ternura la zona detrás de las rodillas, esta es una zona que pocas ocasiones se explora cuando su estimulación es realmente excitante.
• No olvide mantener sus uñas cortas y manos suaves al tocar las piernas de la pareja, recuerde, se trata de acariciar no de provocar molestias en la piel.
• Pase sus dedos con suma delicadeza, provocando una sensación casi imperceptible, por el interior de los muslos, utilice las yemas de sus dedos y el borde de sus uñas.
• Pruebe diferentes direcciones a la hora de acariciar las piernas de su mujer, de manera que ella siempre este a la expectativa. Esto mantiene el umbral del deseo alto.
• Coloque a su pareja boca abajo y bese suavemente toda la pierna, de abajo hacia arriba, aproveche y al llegar arriba, acaricie sus nalgas como se lo explicamos anteriormente. A las mujeres nos encanta!
• Si estas practicando el sexo oral, utiliza tus manos y acaricia el interior de los muslos de ella con la punta de tus dedos, hacia arriba, abajo y en círculos. Las sensaciones serán mas intensas y el orgasmo será mejor de lo esperado.
• Lo principal: No olvides demostrarle a ella con cada caricia, cada beso y en cada momento, lo mucho que disfrutas cada zona de sus piernas.

Volver arriba

Sus Pies


Según Valerie Ann Worwood, autora de “Scents and Scentuality”, los pies son una de las zonas femeninas más importantes, ya que contienen varios puntos eróticos incitadores, que al presionarlos, causan sensaciones en los genitales de la mujer.

La reflexología también menciona una gran cantidad de puntos en los pies, especialmente en la planta, que al estimularlos lograrán reducir ansiedades, tensiones, dolores, etc.

Los chinos han utilizado los pies desde tiempos atrás
como punto de entrada al resto del cuerpo


El objetivo principal de un masaje de pie es el de liberar la tensión de los pequeños ligamentos y músculos que ahí se encuentran. Los pulgares son los mejores digitadores para manipular esta área. Es mejor utilizar pequeños círculos con ambos pulgares desde el talón hasta los dedos de los pies. No presiones muy fuerte. Si la mujer se encuentra cerca su periodo, la parte de afuera debajo de sus tobillos puede ser muy sensible. Se delicado. Remueve la tensión de los pies, tirándolos delicadamente hacia arriba.

Puedes comenzar, da un masaje suave en la planta de los pies, comenzando por el tobillo y luego bajando hacia los dedos, masajeando cada uno de ellos. Puedes también besar, chupar y jugar con sus pies de forma más erótica. Utiliza tu imaginación.

Cuando se frotan o masajean los pies de una mujer, hay un par de cosas importantes que debes recordar.


Consejos

• Ambos necesitan estar en una posición confortante en donde tengas fácil acceso a sus pies. Trata de sentarte entre sus piernas en el piso enfrente de ella, o con sus piernas encima de las tuyas, de tal forma que sus pies queden enfrente de ti.
• Utiliza alguna crema de piel para que puedes frotar y dar el masaje con mayor facilidad. Mantén a mano algún paño. Puedes colocarlo en tus rodillas, para limpiar cualquier exceso de crema.
• Algunas mujeres puedes experimentar mucho cosquilleo. Si das un masaje, utiliza movimientos más fuertes para evitar causar cosquillas.

Volver arriba

 

otros

Métodos de alargamiento de pene

Métodos de alargamiento de pene: Entérate de los distintos métodos existentes para el alargamiento del pene.  Leer Más...


Cómo tratar la enfermedad de Peyronie

La enfermedad de Peyronie es una desviación del pene con una curvatura mayor de 40º durante la erección  Leer Más...


¿Qué abarca la Sexualidad?

La función principal de la sexualidad es relacionarnos con nosotros mismos y los demás buscando el placer, la actividad, la comunicación y la reproducción.  Leer Más...





500 Ideas para hacer el amor



DEJANOS UN COMENTARIO




Regresar al Home
Copyright © 2007-2014 TuGuíaSexual.com®     |     Novedades » Tabla de Contenido » Quiénes Somos » RSS » Contacto »
suisseworks - SEO services