500 Ideas para hacer el amor
Usted está en: Inicio / Sexo y Obesidad

Sexo y Obesidad


Compartir

Contenido


Hoy en día, cuando la obesidad se considera prácticamente una epidemia que ataca tanto a jóvenes como adultos, quienes están en una etapa de su vida donde la sexualidad es activa, el tema de la obesidad y su efecto directo sobre el sexo se ha convertido en algo común e importante de abordar.guia sexual

coachAnotaciones de tu CoachRomántico:
Antes de que se me resientan las personas pasadas de ricas, es bueno aclarar que por encima de todo esto está la propia actitud hacia el sexo y la forma de sentirse con uno mismo. No hay nada más sensual que una persona segura de si misma, independientemente de su peso.

También es importante saber que a las damas su sobrepeso no les afecta tanto su capacidad y disfrute sexual como a los hombres. Así que hombres, ojo con este asunto!

Luego, en este artículo se trata más que todo de obesidades importantes, no de simplemente algunos kilos de más, lo cual no genera mayores problemas.

Y por último, entre más sexo tengan, más calorías van a quemar, así que manos a la obra y nada de arrugar la cara.

Si bien algunas personas con sobrepeso dicen no tener problema alguno para vivir su sexualidad, la obesidad representa una doble crisis en cuanto a sexo se trata: salud y estética.
Ambos puntos, interfieren en la sexualidad de la persona, pues de una forma u otra pueden verse impedidos o inhibidos de tener sexo con la satisfacción anhelada.

Muchas personas con sobrepeso evitan encuentros eróticos para evitar ser vistas por sus parejas


Volver arriba


Efectos de la obesidad en tu vida sexual

Con la gordura verdadera (no un par de kilos de más), el sexo es una parte de la vida, que siempre se verá afectada, en algunos casos la afección será mayor que en otros, sin embargo, está comprobado que el sexo y obesidad no son los mejores compañeros.

Hay varios puntos que indican esto:

  • La persona evita el sexo por no querer ser vista desnuda.

  • La persona se esconde tras su obesidad y toma esta como excusa para evitar contacto social. Lo que nos dice que el sexo y la obesidad también afectan el ánimo psicosocial de la persona.

  • Las condiciones físicas no permiten un sexo libre y cómodo

  • El sexo les es prohibido por peligro de aumentar la frecuencia cardiaca y el consumo respiratorio a niveles riesgosos, ya que la obesidad va de la mano con trastornos cardiovasculares. Por ello, es que en casos de sexo y obesidad el sexo resulta hasta peligroso para la salud.

  • La baja autoestima y la desvalorización de si mismas que generalmente tienen estas personas, no colaboran para que el sexo sea lo que suele llamarse espectacular.

  • Los desajustes metabólicos, como colesterol alto, triglicéridos altos, diabetes, entre otros, conllevan a impotencia sexual, otro mal ejemplo de cuando se unen sexo y obesidad.



La obesidad disminuye la libido y contribuye a sufrir de deseo sexual inhibido


Más allá de lo que la imagen física pueda expresar, los complejos o inseguridades, los factores químicos que interrumpen el sexo son los más importantes de considerar.


La grasa entorpece la circulación sanguínea y produce problemas hormonales como la baja producción de testosterona, responsable de encender la chispa sexual en hombres y mujeres.

Además, un cuerpo obeso suele tener sus vasos sanguíneos bloqueados por el colesterol, lo que dificulta la irrigación hacia el pene y hacia el clítoris.


Volver arriba



Consejos

Lo primero que hay que hacer es deshacerse de todos los malos hábitos que caracterizan a las personas obesas:

  • Haga ejercicio, no deje que el sedentarismo le gane la partida.
  • Evite las comidas grasosas
  • Inclínese y hágase el hábito de alimentarse de comida verde y frutas
  • No tome bebidas gaseosas, sustitúyalas por refrescos naturales o agua.
  • Beba mucha agua al día.
  • Empiece una dieta y termínela.


Perder unas pocas libras ayuda a recuperar el deseo sexual como por arte de magia, compruébelo usted mismo!


Cuando una persona comienza a perder peso la DEHA hormona responsable de transformar las hormonas de nuestro cuerpo, empieza a producir más testosterona.

Así, además de levantar su autoestima y sentirse más deseada, la persona que adelgaza experimenta cambios químicos que potencian su desempeño sexual.

Es también muy importante que la persona se quiera y acepte a si misma. Por eso se recomienda que realice actividades que la saquen de la rutina y refuercen su autoestima. Como por ejemplo: caminar al aire libre, practicar un pasatiempo. Debe considerarse la idea de hacerlo también en pareja, ya que así también se fortalece la relación de pareja y todo esto contribuye a mejorar la vida íntima y sexual.

No olvide, crear en su casa ambientes sensuales con aromas, velas y música agradable, así como vestir ropa que la haga sentir atractiva. Esto ayuda mucha a mantener o renovar la excitación sexual.


Volver arriba



Técnicas sexuales favorecedoras

Cuando la obesidad ataca la cama también, hay que considerar posiciones sexuales que demanden poco gasto energético y no sean muy atrevidas o exigentes.

Por eso se recomienda la posición del misionero, en caso que ella sea quien tiene el problema de obesidad. Caso contrario, si es el hombre quien tiene gordura, pues entonces sería ella quien va arriba.

Cuando el hombre es obeso otra posición recomendable es que hagan el amor sentados.

Las posiciones sexuales de lado sirven para cualquiera de los casos o bien cuando ambos tengan sobrepeso.

Hay que recordar que la penetración no es la única manera de gozar del placer sexual.


Técnicas sexuales como la masturbación mutua, o cualquier forma de masturbación en si, junto con el sexo oral, son excelentes consideraciones cuando la penetración es dificultosa o resulta incomoda.

Lo más importante es saber, que cuando el sexo no se disfruta al máximo siempre hay medidas que se pueden tomar para mejorar esto.



Aunque la obesidad no afecta por igual la vida sexual de las personas, estas deben saber que no se trata solo de un problema de imagen, sino un problema de salud física, psicológica e indirectamente sexual.

No olvides que la obesidad no debe impedir la sexualidad placentera. Derrótala y descubre tus mejores momentos en la cama



Volver arriba

 

otros



500 Ideas para hacer el amor



DEJANOS UN COMENTARIO



 


Regresar de Sexo y Obesidad a Tu Guía Sexual
Copyright © 2007-2017 TuGuíaSexual.com®     |     Novedades » Tabla de Contenido » Quiénes Somos » RSS » Contacto »
suisseworks - SEO services