Usted está en: Inicio / Los Celos

Los Celos

los celos


Contenido



Inevitables?


Compartir

Los conocidos celos son esos sentimientos juntos de desconfianza, incredulidad y sospecha permanente que se proyectan hacia nuestra pareja y perjudican mortalmente la relación con ella.


La característica principal de los famosos celos es el miedo a que la otra persona prefiera a alguien por encima de nosotros, mezclada con sentimientos de  confusión y  obsesión.




Sentir celos esta en cada uno de nosotros, la clave esta en saber controlarlos y expresarlos


Volver arriba


¿Cómo se comporta un celoso (a)?

Los celos extremistas pueden afectar en mucho la vida de la otra persona, quitándole la tranquilidad, y lo principal, la privacidad. Por ello es que es importante reconocer  el perfil de unos celos anormales para poner límites o terminar la relación antes de que nos haga daño.


Quien siente celos fuera de los límites normales y socialmente aceptados, tendrá un comportamiento ansioso y amenazante.
Constantemente se sentirá burlado, menospreciado o abandonado sin razón evidente que lo justifique.


También puede tener comportamientos hostigadores con su pareja, limitándole su intimidad y privacidad. Es decir (a su pareja), perseguirla a escondidas, llamarla muchas veces al celular, a la casa o al trabajo, visitarla sorpresivamente al propio para tratar de encontrarla con “las manos en la masa”.

 

Los celos afectan el equilibrio emocional de ambos miembros de la relación de pareja

 

Como es típico, el celoso o la celosa pedirán explicaciones constantes, absurdas y detalladas a sus parejas  sobre lo que hicieron durante el día o sobre alguna otra actividad especifica a la que asistieron.


Estas personas sienten en su interior miedo y ridículo de estar en boca de todos por culpa de la infidelidad de su pareja, sufren de baja autoestima, aparte de tener un sentimiento de posesión hacia la otra persona.


También pueden  sentir en sus adentros ira, deseos de información al grado de morbosidad (quien es el otro o la otra, donde vive, que hace, donde se ven, donde trabaja, cual es el numero telefónico…  etc) y puede proyectar todos estos sentimientos  atormentadores mediante la agresividad.


La mayoría de los celos, se deben más que al amor al miedo a la soledad, a la necesidad de controlarle a alguien la vida, a la inseguridad interior de cada quién, a los deseos de poseer a la persona con sus dichas y desdichas.


Los ataques de celos extremistas suelen suceder en personas muy centradas en si mismas y egocéntricas


Volver arriba



Celos sanos y los enfermizos

No todos los celos son dañinos para la relación.

Existen también celos sanos que ayudan a fortalecer la unión entre los miembros de la pareja y son un complemento más de demostrar el interés que tienen y sienten hacia la otra persona.


Este tipo de celos se caracteriza por una preocupación no tormentosa de perder a la persona amada o por sentir molestia cuando ella o él están con alguien  más, y este alguien se perfila como un posible prospecto amoroso ante los ojos de quien siente celos, mas no de la otra persona.


Los celos sanos no están exentos de provocar  una que otra pelea o problema en la relación de pareja, sin embargo, estos no pasan a más ni provocan mayores malestares como hostigamiento, angustia o depresión.


Por otro lado, los celos enfermizos, patológicos, anormales, excesivos, son otra historia.


En este otro tipo de celos la persona le exige a su pareja que no este con nadie más bajo ninguna circunstancia, le impone que no debe relacionarse con personas del otro sexo o con quien pueda tener posibles aventuras. Aunque la otra persona no tenga intenciones de ser infiel o de buscar una aventura o coqueteo.


Estas personas tienen un carácter rígido y absolutista.  Al ser así, ven una infidelidad peor de lo que es, se encierran en si mismos y tienden a exagerar cualquier gesto de su pareja para prevenir hasta los extremos que se fije, coquetee o sea infiel con alguien más.


Lo irónico de los celos enfermizos es que en lugar de acercar a la pareja hacia si mismo mas bien la empujan hacia otros brazos.


Volver arriba



El punto ideal de los celos…

Sentir celos es innato de todo ser humano. Todos estamos expuestos a sentirnos celosos, eso es normal y sano, siempre y cuando no exceda los limites.


Muchos celos o nada de celos pueden acabar con una relación, por que demuestran exceso patológico de interés, al grado de obsesión,  o bien, cero interés hacia la pareja.


El equilibrio empieza por tener buena autoestima y seguridad en uno mismo.

Estar concientes de lo que somos y de lo que valemos nos hace ver cuanto somos queridos por la pareja y nos elimina cualquier sentimiento de desconfianza que pueda llagar a existir.


Es vital, ser objetivo y aceptar que por más que quisiéramos que nuestra pareja se quede siempre a nuestro lado, el o ella son personas libres y esta en ellos, y en nadie más que en ellos, tomar la decisión de quedarse o de irse.


Volver arriba

 

otros



500 Ideas para hacer el amor



DEJANOS UN COMENTARIO




Regresar de Los Celos a Tu Guía Sexual
Copyright © 2007-2014 TuGuíaSexual.com®     |     Novedades » Tabla de Contenido » Quiénes Somos » RSS » Contacto »
suisseworks - SEO services